CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE TUS PIES

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE TUS PIES

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE TUS PIES

Los pies son, sin duda, una de las partes de nuestro cuerpo más castigadas y, en muchas ocasiones, a los que menos atención prestamos.

Nuestros pies se merecen, después de un duro día de trabajo, recibir todos los cuidados necesarios para sentirse bien.

La mayor parte del tiempo nuestros pies permanecen ocultos, encerrados dentro de los zapatos, botas o zapatillas deportivas, pero cuando llega el buen tiempo queremos lucir unos pies sanos y bonitos y eso no será posible si no les hemos prestado la atención necesaria.

Todos, hombres y mujeres, debemos adoptar la costumbre de dedicar todos los días unos minutos al cuidado de los pies, con ello no solo conseguiremos unos pies bonitos sino que también, y esto es lo más importante, disfrutarán de una buena salud.

Tener unos pies bonitos no es complicado. Solamente necesitas dedicarles algo de tiempo. Y sobre todo, incluirlos en tus rutinas y tratamientos habituales de belleza.

Comenzamos por algunas pautas para el cuidado de los pies, preventivas y de mantenimiento. Las puedes realizar en casa sin ningún problema:

  • Lávate los pies todos los días. Las prisas habituales se unen a la falsa sensación que solemos tener de que el agua y el jabón que van cayendo sobre nuestros pies mientras nos duchamos es suficiente. Aunque por supuesto, no lo es. Lávalos a diario. Preferiblemente con jabón neutro y no olvides que necesitan tanto mimo como el que das a tus manos.
  • Regálate un momento de relax con un baño relajante para tus pies. Prepara agua caliente y añade sal gruesa, agua de rosas, vinagre de manzana o bicarbonato sódico por ejemplo. Disfrutarás de una fantástica sensación de bienestar casi al instante y tanto tus pies como tus piernas te lo agradecerán. Un ritual que te ayudará a rebajar la tensión acumulada, perfecta además para favorecer la correcta circulación. Recuerda no tener los pies en el agua más de media hora.
  • No olvides secar bien los pies después de la ducha o de tu baño de pies antiestrés. Del mismo modo que muchas veces no nos detenemos a lavar esta parte de nuestro cuerpo como deberíamos, menos aún nos paramos a sacarnos correctamente. Y sin embargo, este es uno de los consejos más importantes que vamos a darte hoy. Seca muy bien tus pies. Y sobre todo, seca muy muy bien los espacios entre los dedos de los pies. La forma más segura para evitar la aparición de hongos y evitar sus molestos síntomas y consecuencias.
  • Elimina las durezas utilizando con frecuencia piedra pómez o alguna lija especial para pies. Es importante “atacar” las dolorosas y antiestéticas durezas y callosidades cuando la piel está blanda, por ello, siempre lo haremos después de la ducha o de haber tenido los pies en agua tibia durante unos 15 o 20 minutos.
  • No olvides hidratar tus pies tan a menudo como sea posible. La piel es más elástica y resistente cuando está más hidratada. Y en el caso que nos ocupa, mantener los pies hidratados supone dotarlos de una barrera extraordinaria frente a infecciones de la piel, durezas y callosidades. Eso sí, evita aplicarte crema en los pies durante el día si vas a llevar zapatos cerrados, ya que si inmediatamente te pones los zapatos y/o los calcetines, tu piel no absorberá correctamente la crema y puede generar un ambiente húmedo dentro del calzado nada recomendable para lograr el efecto que buscamos.
  • ¿Te gustan los masajes? ¡Pues a tus pies también! Los pies son la base sobre la que descansa todo nuestro cuerpo, con el consecuente desgaste diario y, además, son el continente de buen número de terminaciones nerviosas. Invertir algo de tiempo en un masaje de pies y hacerlo de forma asidua nos puede reportar numerosos beneficios como mejorar la circulación, favorecer el sueño, reducir el síntoma de piernas cansadas o aliviar los dolores y fatigas de cuello y espalda, entre muchas otras ventajas. Intenta masajear tus pies a diario, antes de dormir, utilizando crema hidrante y aplicándola con movimientos circulares suaves. Introduce este sencillo gesto en tu rutina diaria y pronto notarás los resultados.
  • Y aunque tendamos a pensar que la pedicura y la manicura son conceptos meramente estéticos, lo cierto es que el cuidado de los pies, pasa por un correcto cuidado de las uñas. Tanto en las manos como en los pies, son gestos muy importantes para mantener estas partes de nuestro cuerpo sanas y perfectas. Por eso, si deseas tener unos pies bonitos de verdad, lima tus uñas con cuidado, de forma recta. Para evitar picos irregulares que puedan derivar en dolorosas uñas encarnadas.

Ejercicios para el cuidado de los pies

Hay una serie de ejercicios para el cuidado de los pies que, si somos constantes en su práctica, nos ayudarán a conseguir unos pies lindos y sanos:

  • Caminar descalzos sobre la arena tonifica los músculos y mejora la circulación sanguínea de las piernas. También es beneficioso caminar descalzo sobre la hierba.
  • Caminar sobre los talones.
  • Recoger canicas con los dedos de los pies.
  • Realizar giros con los tobillos.

 

No te olvides de cuidar tus pies … ¡Todo tu cuerpo te lo agradecerá!

Publicado en 08/06/2021 por Euro Éxito Aloe, S.L. Novedades 0 912

Deja un comentarioDeja una respuesta

Artículos destacados

Compara 0
Anterior