Cremas reductoras. ¿Qué son?

Cremas reductoras. ¿Qué son?

¿Qué son y cómo actúan las cremas reductoras?

Si quieres deshacerte de ese par de centímetros que tanto incordian en los muslos o en el abdomen, junto con una dieta sana y equilibrada y el ejercicio, tienes la opción de utilizar una crema reductora.

La grasa localizada en la zona de los muslos, las caderas o el abdomen es difícil de eliminar, por lo que un refuerzo extra a base de este tipo de productos te será de gran ayuda.

Estas fórmulas de aplicación tópica están enriquecidas o compuestas por una serie de activos de origen natural que estimulan la quema de grasas al penetrar en la zona deseada, dado que aumentan el riego sanguíneo de la zona y facilitan el denominado drenaje linfático, muy importante durante las dietas o procesos de pérdida de peso para eliminar el exceso de grasa que se ha depositado en zonas no deseadas.

Generalmente, las cremas reductoras basan su efecto lipolítico en uno o varios de los siguientes principios activos como son, por un lado, la cafeína y sus derivados por su poder de activar el organismo o los extractos de té verde que poseen propiedades drenantes y descongestionantes que facilitan la eliminación de líquidos. Y, por otro lado, en el poder del CLA o Ácido Linoleico Conjugado, que es añadido en las dietas para perder grasa sin afectar al músculo, así como en la capacidad de los extractos de guaraná, algas o carnitina que contribuyen en la eliminación de toxinas y activan el organismo durante la realización de ejercicio o el día a día.

Junto a estos se añaden otras sustancias que tienen la capacidad de reestructurar la piel para que luzca cada vez mejor como son los extractos de centella asiática, los alfahidroxiácidos o las vitaminas C y E que se encargan de reactivar la producción de colágeno, esencial para la recuperación de la tonicidad de la piel.

¿Qué beneficios aportan las cremas reductoras?

El uso de cremas reductoras no se reduce simplemente a la zona abdominal, sino que tiene numerosos beneficios para otras zonas del cuerpo como los que comentaremos a continuación.

  1. Reducir la celulitis en zonas como las caderas, los muslos, los brazos o el abdomen con el fin de evitar la piel de naranja.
  2. Para contribuir en la metabolización de la grasa que se deposita en zonas localizadas.
  3. Mediante un masaje adecuado se consigue estimular la circulación sanguínea y activarla.
  4. Sus activos consiguen reafirmar y mejorar la elasticidad de la piel porque aumentan la producción de colágeno.
  5. Y nutren la piel de manera superficial, dotándola de un aspecto más sano, suave y brillante.

 

Cómo aplicar cremas reductoras

Para obtener resultados es fundamental la constancia en el tratamiento. Su uso debe ser continuado, no solo en verano.

Es importante aplicarlas un mínimo de dos veces al día, sobre la piel limpia y seca.

En el momento de aplicar el producto es necesario masajear de manera intensa, sobre todo la zona de la cintura, el abdomen y los muslos, con movimientos circulares y ascendentes. Puede ser que notes un ligero picor o enrojecimiento que desaparecerá en pocos minutos.  

Te aconsejamos esperar hasta que se absorba completamente antes de vestirte.

Si además exfolias tu piel al menos una vez a la semana, los principios activos se absorberán mejor. Eliminarás la capa superficial de impurezas que impiden que los componentes de estas cremas reductoras penetren y actúen de forma óptima.

 

Esperamos que os sea útil estos consejos y consigáis los resultados queridos en poco tiempo.

Publicado en 09/06/2020 por Euro Ëxito S.L. Novedades 0 3646

Deja un comentarioDeja una respuesta

Artículos destacados

Compara 0
Anterior
Siguiente